domingo, 19 de abril de 2009

Gran Torino


Hoy he visto Gran Torino. Otra película de Clint Eastwood, que parece que ahora las hace a pares, y como nos está malacostumbrando mucho, es otra buena película, incluso me atrevería a decir que muy buena. Este hombre se está convirtiendo en el director más “fiable” de Hollywood, hace muchos años que no hace una película mala, pero es que en la última época ni siquiera son regulares, las hay buenas, muy buenas y obras maestras
En esta película está el aliciente de volver a verle, comiéndose la pantalla con su cara de palo, por última vez, según dicen. En los primeros momentos de la película su personaje de jubilado, veterano de Corea, racista, gruñón… parece que es el personaje del Sargento de Hierro veinte años después. Expresiones similares, algunos tics faciales idénticos…
Pero poco a poco va desenvolviéndose una historia en la cual deja entrar en sus vidas a los dos jóvenes adolescentes vecinos, de la etnia hmong, vietnamitas que huyeron a los Estados Unidos tras la retirada de estos… Eso no quita para que todo el metraje esté salpicado de frases con tono racista impensables en la mayor parte de las películas políticamente correctas. Clint Eastwood las dice, y la verdad es que te ríes con ellas.
Como en otras de sus películas (ciertos paralelismos con Million Dollar Baby) la película avanza mientras los personajes aprenden a apreciarse, con momentos incluso divertidos, y un trasfondo más o menos dramático…. Aunque afortunadamente no llega a la crudeza de aquella.
Otra pequeña joya de uno de los grandes directores de las últimas décadas.
Me mola: Aparte de los guiños graciosos (generalmente esos comentarios xenófobos) tiene un estupendo final, que desde luego no me esperaba (seguro que muchos diréis que lo veíais venir, pues yo no).

2 comentarios:

Paradela70 dijo...

Yo creo que Clint Eastwood merece todos los honores que se le quieran dar. He visto la película y la verdad es que me ha gustado muchísimo, hasta el punto que me cabreé cuando termino, es que me supo a poco. Es una pena que no lo volvamos a ver como actor, aunque si como director, por lo menos.La vida pasa y nos hacemos viejos, todo se acaba, el consuelo que nos queda es que vendrán otros tan buenos o mejores que él,aunque sea irrepetible, pensemos así.

AMALIA dijo...

Yo también la recomiendo en mi blog porque me pareció una película excelente. Al final, se sacrifica él para dejar libres y felices a los demás. Buen tema, llevado con dosis de humor.