domingo, 20 de septiembre de 2009

Como los faros en la niebla.


Paseaba antes de ayer por los verdes campos que rodean al Faro de Mera, que en ese momento del día estaba envuelto en una espesa niebla, mientras escuchaba las sirenas de los barcos tocando en distintas tonalidades, de una manera casi fantasmagórica.
Me senté cerca del acantilado y contemplé absorto como abajo de esa pared de roca, el mar golpeaba con furia contra los salientes de la costa.
En ese momento, el faro se encendió y comenzó a girar. En un breve intervalo de tiempo, los sonidos de los barcos dejaron de oirse y comprendí que en los puentes de mando, los navegantes ya habían tomado la referencia del faro y estarían con sus útiles de navegación plasmando su situación en las cartas náuticas, calculando la demora para llegar a casa sanos y salvos.
En ese momento, envuelto en un blanco perpetuo y sin un horizonte que observar, pensé en escribir este post, imaginando una comparación de todo lo que acababa de percibir.
Todos nosotros, los que escribimos blogs, tenemos una isla, cada isla tiene su faro y cada faro ilumina a los navegantes sedientos de textos que consumen en forma de cuentos, noticias, poesías, narraciones, ensayos, historias, etc...
Cuando el faro de la isla está encendido, es porque el responsable del faro al que llamaremos "islero", ha escrito para los demás y para él mismo, cosas interesantes que alimentan la luz del faro y hacen que los navegantes no se pierdan en las oscuras aguas profundas de la nada.
A veces por falta de ganas o por monotonía, otras porque el faro tiene poca luz, los isleros se convierten en navegantes y desean encontrar islas con faros bien iluminados.
Me gusta pensar que somos isleros y que iluminamos a muchos navegantes. Me gusta pensar que somos navegantes y que muchos isleros nos iluminan. Me gusta pensar que bajo la luz de las estrellas están las luces de nuestros faros y que vamos poblando con muchas islas el mundo de los blogs en internet.
También me gusta pensar que en este mundo fantástico de islas y faros que iluminan, nos alegramos cuando de repente nace una nueva isla cerca de la nuestra, o cuando el faro de otra isla es tan fuerte que da luz al resto.
También los isleros nos alegramos mucho cuando a nuestra isla arrivan navegantes que vienen desde muy diversos lugares y continentes y nos dicen que la luz de nuestro faro les ha guiado.

Esta fantasía que he escrito va dedicada a los hombres y mujeres que escriben blogs en internet, que aunque a veces sean muy simples, como es mi caso, nos esforzamos en escribir poquito a poco, e intentamos que nuestro faro no vaya perdiendo luz, aunque nos cueste bastante mantenerla.
Y como islero que soy, quiero seguir aprendiendo para que mi faro brille diferente y guíe a los navegantes incluso cuando hay mucha niebla. Mientras tanto, sueño con navegar grandes singladuras por la web, y pasar por todos los continentes del mundo para poder aprender cómo hacerlo.

5 comentarios:

AMALIA dijo...

Me gusta la comparación. Me parece gratificante que,con nuestras impresiones, podamos iluminar un poquito a muchos navegantes. Compartir todos esa luz, a pesar de la distancia.

OscarParadela dijo...

Bonito símil. Se nota que la inspiración viene de tierras nórdicas. Un saludo.

Anónimo dijo...

Just found this forum via google. Glad to fasten you. I came here to learn your cant . thanks all.

Anónimo dijo...

Je m'appelle Lucy, suis neauveau. Content de trouver cette forum. Merci tout le monde

Anónimo dijo...

Se trata de un interesante post Iphone Iphone Gratis 5