lunes, 4 de mayo de 2009

Perdido por esos mares

Llevo unos días que no puedo con el alma. He estado navegando con una mar bastante mala. Cuando estás ahí, moviéndose todo a tu alrededor, te acuerdas de ese canto popular español:

El que no sepa rezar
que vaya por esos mares.
Verá que pronto aprende
sin que nadie le enseñe.

Os dejo este video de una fragata navegando con mala mar. Como podréis apreciar, el mar zarandea un buque de aproximadamente 4.000 Toneladas de desplazamiento con una facilidad pasmosa. El problema principal viene cuando se hunde la proa, ya que si no remonta hacia arriba, el barco se puede "ir por ojo", que quiere decir que se hunde metiéndose dentro del mar, como le ha pasado a más de un buque. Levantar la proa después de haberla hundido es un esfuerzo importante para el barco, pensad que tiene que levantar un montón de Toneladas extra de agua. Por supuesto todo está calculado, pero ha habido más de un fallo que ha provocado el hundimiento de barcos bastante grandes en cuestión de segundos. En todo el tiempo que llevo navegando por muchos mares del mundo, el peor temporal que he pillado ha sido en una fragata en el Golfo de León en Diciembre de 1.997, para que luego digan que el mediterraneo es un mar tranquilo.


3 comentarios:

Paradela70 dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dices, navegar con temporal es terrible, te acuerdas hasta de cuando andabas en pañales.Está bien el video de la fragata , la verdad es que acojona, no obstante, en tu lugar todavía es peor porque tu barco no es una fragata sino un patrullerito que será de unas 1000 toneladas aprox. y, a punto de jubilarse. En fin , pocos muy pocos barcos navegan con mala mar y menos los pequeños. Camicacees.

AMALIA dijo...

Debe ser superemocionante navegar en esas circunstancias.La verdad es que sois unos valientes.¡¡Viva la Marina!!

Anónimo dijo...

Decir que sois valientes es quedarse corto.
No solo se sufre fisicamente, vuestro trabajo también conlleva un desgaste psíquico y emocional bastante importante. No creo que estéis lo suficientemente remunerados ni vuestra labor, en muchos casos reconocida.Dejais vuestro hogar, os embarcáis en una constante aventura, y no lo digo solo por los países que teneis oportunidad de conocer, lo cual me provoca una sana envidia. Lo digo porque trabajais duro, en algunos casos en condiciones penosas. Hacer que un barco funcione no debe ser tarea sencilla, joder, algunos sois como Mac Giver...
Mis mas sinceras felicitaciones y un grandísimo respeto a todos los hombres y mujeres que estáis en la mar.