lunes, 1 de febrero de 2010

El Paso del tiempo

El paso del tiempo lo veo en mis ojos cansados, que a veces se pierden en la nada.
En los problemas que cotidianamente ocupan mi mente y se encargan de desbarajustarla.
El paso del tiempo lo veo cada vez que peleo con menos ganas por conseguir algo, cada vez que miro la cuenta de la nómina mensual y la hipoteca.
El paso del tiempo lo veo cuando regreso a mi ciudad natal y veo a mis familiares, amigos y conocidos.
El paso del tiempo lo veo en el espejo y descubro menos pelo allí donde todo era castaño.
En la imposibilidad para sentirme con el mismo vigor de antes.
El paso del tiempo lo noto en la falta de credibilidad de lo que siento.
¿Cuántas veces me pregunto en que momento comencé a preocuparme demasiado por las noticias del telediario?
¿Cuándo fue que empecé a despreocuparme de mi futuro a largo plazo?
¿Por qué dejé de creer en los premios de las loterías?
Fue con el paso del tiempo.
Y pienso en cuando envejezca, en cómo dejaré de recordar cuando mi memoria se empieze a atrofiar causando estragos y sin que pueda detenerlo.
En cuándo dejaré de pagar, de soñar, de amar, de esperar, de creer....
Con el paso del tiempo algún día perderé la euforia por vivir.
El éxtasis por existir, y todo será motivado por el paso del tiempo.