domingo, 22 de agosto de 2010

El extraño casco del "LIVADIA"

Corría el año 1880, y en aquella época de finales del siglo XIX, como comenté en otro post, se fabricaron grandes artilugios ayudados por el despegue de la revolución industrial.
Y es en Escocia donde se comienza la construcción del "LIVADIA". El lujoso yate imperial del Zar Alejandro II de Rusia. El nombre del buque le fue dado en honor al palacio imperial de verano en Yalta (Ucrania) donde veraneaban los Romanov.
El buque tenía una forma totalmente distinta a todo lo visto anteriormente.




El LIVADIA en la grada durante su construcción. Obsérvese la extraña forma de la quilla.

El porqué de esa forma tan rara era una premisa que había pedido el Zar. Alejandro II era muy propenso a los mareos graves, por tanto lo primero que quería del nuevo yate era que fuera muy estable para evitar movimientos desagradables.
Finalmente, el buque se construyó con un casco que no era exactamente circular; se asemejaba (tal y como se describió entonces) “a un rodaballo”, adoptando la forma de este pez plano por la combinación de velocidad, fuerza, comodidad y sobre todo, estabilidad.


El barco zarpó desde Escocia con destino a Sebastopol, en el mar Negro, haciendo su primera escala en Fuengirola. Durante la travesía el buque fue alcanzado por las tormentas y, a pesar de las pretensiones de su estabilidad, deambuló como un corcho, perdiendo el control e inundándose de agua.
Muchos de los pasajeros estaban tan debilitados por los constantes mareos que tuvieron que ser llevados fuera de la nave para su tratamiento. Una semana más tarde el Livadia continuó su viaje, pero incluso en las calmadas aguas del Mediterráneo, el mareo volvió a ser el orden del día llegando alguna gente a vomitar con sangre.

Finalmente todo acabó en tragedia: los revolucionarios asesinaron al Zar Alejandro II, justo cuando estaba a punto de visitar su yate imperial por primera vez.

El Livadia fue despojado de todos sus accesorios de lujo, sus motores fueron reutilizados para barcos de carga y el resto acabó como barcaza de carbón en el Mar Negro.


1 comentario:

Paradela70 dijo...

Muy bueno el "Artículo "sobre este buque construído para el Zar, me ha encantado. Enhorabuena.