viernes, 15 de abril de 2011

Tom Hooper



Simplemente aproveché la ocasión. Porque en cualquier lugar del mundo habría sido portada en los periódicos locales, pero en este país de farándula y pandereta todo el gran poder mediático esta focalizado en un lugar: Los juzgados de Cádiz en donde comienza el juicio de la Campanario que irá acompañada de su marido Jesulín de Ubrique.

Sólo en una modesta columna de una cuarta página se comentaba que Tom Hooper, el aclamado director de "El discurso del Rey" que se ha llevado el oscar al mejor director y mejor película de este año, iba a estar rodando muy cerca de mi casa.

Así que cámara de fotos en mano, decidí ir a buscarlo. Era consciente de que lo tenía difícil ya que no sabía en dónde podrían estar rodando él y su equipo de 100 personas.

Me bastó con mirar al mar y ver un galeón español de época navegando a toda vela. Allí tenía que estar Tom rodando.




Me acerqué al puerto a preguntar al práctico en dónde amarraba el galeón y me señaló el lugar. Le pregunté si sabía si estaba Tom Hooper a bordo y me dice:- No, el rodaje ha acabado y él ha llegado en una zodiac, está detrás de ti tomando un café en esa terraza.

Cuando me di la vuelta ahí estaba Tom, sentado en una terracita con una camisa blanca y un sombrero vaquero mirando al mar.

Me acerqué y hablé un poco con él. Le deseé buena suerte en su futuro proyecto de "Los miserables".

Me pareció un tipo muy afable y cordial, aparte de ser bastante alto. Me despedí y nos sacamos una foto juntos:





Un servidor con Tom Hooper

3 comentarios:

Paradela70 dijo...

Enhorabuena Miguel, acojonante. Esta experiencia, es posible, que sólo se dé una vez en la vida; seguro que se pasa bién y, además, también sirve para darnos cuenta que son humanos igual que nosotros.Eso sí, con más triunfo en su trabajo y muuuucho más dinero y, si además, nos sabe hacer felices y pasar un rato agradable en el cine pues, venga ese abrazo

AMALIA dijo...

Hay que aprovechar estas ocasiones que se nos presentan de vez en cuando y así poder tener un recuerdo de alguien interesante,poque de belenes y campanarios estamos hasta...
¡¡Bravooo!!

Oscar Paradela dijo...

Choni, las aventuras no suelen llamar a la puerta de casa, hay que salir y buscarlas, enhorabuena por tu aventura, y paciencia con lo de la Campanario!!