sábado, 11 de diciembre de 2010

En pocas palabras

Hay sonrisas que llegan al alma, miradas que bañan de calor los corazones, pero el ser humano es tan estúpido que se fija más en el odio y la envidia que en la amistad y el amor.