miércoles, 27 de julio de 2011

Atlantis

Tenía que ser el Atlantis el último transbordador que tomó tierra dando fin a la era de los "shuttle" o lanzaderas espaciales. Siempre tuve una especial predilección por él, porque por paradojas de la vida, tuve la suerte de estar en su interior en una visita oficial que hicimos a la NASA en Cabo Cañaveral.
Lo recuerdo como si fuera hoy, el Atlantis aquel día de sol de Abril. Estaba en pista para entrar en el edificio en el que se ensamblaría a los tanques de combustible.
Sólo unos pocos tuvimos la suerte de estar dentro y por supuesto saqué unas fotos.
También estuve en una charla que dió James Halsell, el comandante de la misión.
Para unos eran aviones blancos feuchos, para otros un prodigio de la técnica. Los transbordadores tienen el mérito de ser la máquina más compleja creada por el ser humano, según dicen algunos. Y la verdad es que se crearon en una época en la que no había tecnología para construirlos. Ese es el mérito. Con tenacidad todo se consigue, y los ingenieros desarrollaron nuevos motores reutilizables, aislamientos cerámicos para la reentrada, etc. Algunas de estas tecnologías han revertido para mejorar nuestras vidas:  Lubricantes verdes, aislamientos para las casas, cámaras térmicas, cámaras de alta definición, materiales para prótesis, detectores de gases,analizadores de sangre, corazones artificiales....
Su talón de aquiles era su coste por misión y su poca seguridad relativa en comparación con otros métodos posibles. Todos  pudimos apreciar sus faltas de seguridad viendo los sucesos del Challenger y el Columbia.
Siempre guardaré un gran recuerdo de ellos.

Sin más dilación os dejo las fotos:



                                                                    Bodega de carga



                                          interior de la cabina de control

                                               
           Un servidor hecho un chaval (que tiempos) a popa del transbordador