miércoles, 24 de octubre de 2012

Fin del milenio

La vida puede ser muy puta, ni cara ni barata, simplemente puta. Poniéndote zancadillas en tu paseo diario, escondiéndose tras las puertas para apuñalarte por la espalda. Quitándote lo mucho o poco que tengas para dejarte con mucho menos de lo que jamás pensaste que podrías no tener. Desnudo ante una vida que se planta frente a ti, armada y presta a combatir. La vida, puta y mercenaria, no es más que eso: un soldado dispuesto a arremeter contra su enemigo hasta conducirlo a la muerte.

Y solo existen dos opciones para enfrentarse a ella: dejarse llevar por el dolor y la pena o enfrentarte a ella con la sonrisa del que se sabe vencedor; del que busca nuevos sueños a pesar de las dificultades; del que convierte la utopía en la sonrisa, la pesadilla en la alegría; el miedo en fuerza.

Puedes  dejarte ir por el pesimismo, o puedes alzar la cabeza y reír hasta llorar. Yo, quizá, sea más de lo segundo que de lo primero. Prefiero levantarme por las mañanas sabiendo que la sonrisa no huirá de mi boca, buscando en los rostros ajenos un resquicio en el que poder abrir una grieta de risa. Ahora más que nunca. Ahora que la crisis nos acucia. Ahora que nos sentimos desengañados. Ahora que, 12 años después, el fin del milenio llega con toda su fuerza destructora. Se acaba un ciclo, un ciclo en el que hemos vivido creyéndonos ricos y libres, creyendo vivir en paz porque la guerra no llamaba a nuestra puerta ni convivía en casa del vecino.
Un fin de ciclo que se carga de tristeza y desazón. Un fin de ciclo que nos obliga a levantar el rostro, pintar de esperanza nuestros ojos, y salir a la calle con una sonrisa que diga: no soy rico, no soy libre, no estoy en paz: pero no os daré la satisfacción de verme vencido. Moriré, pero moriré como siempre viví: feliz siendo yo.

2 comentarios:

AMALIA dijo...

Es lo que tenemos que hacer. No dejarnos vencer por la situación. Seguir sonriendo y tratar de ser felices. ¡¡Sólo faltaba que consiguieran amargarnos la vida!!.

¡¡De eso, "ná" !!.
Bicos

Paradela70 dijo...

¡¡¡Madre mía!!!Se ha puesto toda la sala del teatro en pie y está aplaudiendo. La verdad es que has escrito realmente una verdad como un templo. Me ha gustado muchísimo la exposición. Enhorabuena, un post hermoso. Ya quisiera yo hacer reflexiones tan reales de la "puta ruleta de la vida".