viernes, 2 de septiembre de 2011

250 Kilómetros

250 Kilómetros. Parecen poca cosa si los vas a realizar en coche. Sin embargo, al recorrerlos por carreteras comarcales y locales por el interior de Galicia, han dejado a un servidor reventado.
Curva tras curva, subidas y bajadas, lluvia,  niebla,  sol, frío y calor. He pasado por todos los climas a medida que me adentraba en el interior de la tierra de los mil ríos.
Crucé a poca velocidad por caminos angostos entre verdes praderas y maizales. Me ha resultado impactante el contemplar bellos parajes de aldeas que aún parecen estar  apartadas del tiempo, como Arentía, Arceo, Fao... Por aquellos lares el aire es tan puro que huele a flores silvestres y a ganado.
En un cruce me encontré con peregrinos a Santiago que me saludaron cuando les di ánimo con un bocinazo. Otros se asustaron y me gritaban algo relacionado con algún familiar cercano.
Y pienso que me gusta esto.
Sólo han sido 250 Kilómetros, y aunque me han dejado molido, creo que habría aguantado 1000.

1 comentario:

Paradela70 dijo...

Es que Galicia es mágica. Hace bastantes años daba recorridos por esta tierra, y, aunque no la conozco toda, puedo decirte que es una tierra preciosa, y, como dije antes, mágica. ¡¡¡ VIVA BREOGAN !!!