jueves, 9 de abril de 2009

Algoritmos Humanos


Todos hemos visto en los telediarios de hace unos días las consecuencias catastróficas del terrible terremoto que asoló la zona del L´aquila en Italia. Aparte de la tragedia humana, que es lo más importante, me entristeció ver los destrozos causados en el patrimonio cultural del pueblo, tales como la cúpula destrozada de la iglesia y las casas medievales. Pero lo que me ha dejado estupefacto ha sido cuando han comentado lo del geólogo investigador en el Laboratorio Nacional de Física, Giampaolo Giuliani, que lo predijo dando datos exhaustivos y al que no le hicieron caso, llegándolo a tachar incluso de imbécil y sensacionalista por parte del jefe de protección civil, que por paradojas de la vida, ahora está encargado de las tareas de rescate.
Por poner un ejemplo, lo mismo sucedió con el "Challenger" que explotó en el aire en Enero de 1986. Tras las tensas reuniones antes del lanzamiento los Ingenieros de cohetes Roger Boisyoly, y Bob Evelin, reclamaron el aplazamiento de la misión del Challenger, porque estaban seguros de que las bajas temperaturas, que para ese momento se pronosticaban, afectarían de manera seria, a la función de sellado de los O-rings de los cohetes. Sin embargo sus superiores y la NASA ignoraron por completo todo tipo de reclamos, tomando una decisión de administración y no de ingeniería.
Y como estos casos, todos conocemos más, en los que algún experto en la materia dice que hay un peligro y nadie le escucha (el Titanic y su poca maniobravilidad, los consejos a Felipe II sobre la táctica a seguir por la Armada Invencible, etc) Y yo me pregunto si es algún patrón algorítmico dentro de la bioquímica de nuestro cerebro lo que hace que no aprendamos y choquemos tantas veces con la misma piedra.
Si alguien que sabe bien de lo que habla puede "predecir" algo que va a ocurrir gracias a su experiencia, o a la tecnología, creo que sería muy importante tomar en cuenta su opinión en vez de jugar a los dados con el futuro pensando: -Joé, nunca ha pasado nada, no creo que pase ahora... Porque por medio se cuelan muchas vidas humanas.

2 comentarios:

Paradela70 dijo...

Estoy de acuerdo con tu exposición, los hechos que comentas generalmente se producen por motivos de presupuesto, se encarece, en fin, el puto dinero y la irresponsabilidad. En otros casos se trata de personas que han nacido para joder a los demás, sí, es eso, en su afán de destacar no admiten el pensamiento o razonamiento de otra u otrAS personas, en este caso como el que predijo la catástrofe al que hay que llamar y razonar. Por otro lado, el Primer ministro de Italia, Silvito Berlusco que ultimamente ha cogido fama de chistoso, no se le ocurre otra cosa que decirle a esa pobre gente metida en tiendas de campaña por perderlo todo, incluso a su familia, que se lo tomaran con optimismo( lo de las tiendas de campaña) como si fuera una acampada de fin de semana. Politicos.

OscarParadela dijo...

El problema es que los técnicos diseñan y construyen el mundo pero no lo gobiernan, por lo que siempre hay un político, directivo o administrador por encima que decide y tiene la última palabra.
Pero no sé cómo se las arreglan que cuando ocurre la catástrofe siempre delegan las responsabilidades.