viernes, 24 de abril de 2009

Milagro


Como lluvia de mayo dice el refrán. Milagro para los campos que reverdecen con las lluvias primaverales. Y como si de verdes prados se tratase la calle también recibió el milagro de sus aguas. ¡Vaya que si ejerció milagro! Y de los gordos. De esos de levantar a un cojo de su silla. Y yo lo vi, con estos ojitos míos. Caminaba por el paseo marítimo de la Malagueta feliz de que hubiera poca gente que molestase. Él pasó a mi lado, rueda a rueda. Y, de pronto, la nube comenzó a descargar. No escuché a nadie gritar ¡levántate y anda!. Pero aquel minusválido se levantó de su silla, la empujó y corrió bajo techo mientras yo me calaba y reía bajo la lluvia.Y es que la lluvía, en Málaga, hace milagros.

3 comentarios:

AMALIA dijo...

"Pa" que luego digan que los milagros no existen....Jua,juaaaaaa.

Me recuerda a una escena de la película "Bienvenidos al Norte",cuando el protagonista se hace pasar por minusválido.

Paradela70 dijo...

jajaja. También es un buen chiste, efectivamente debe de ser el agua de lluvia de Málaga muy milagrosa, después de tanto sol, desde luego ,si fuera en Galicia seguramente quedaría más anquilosado debido a la humedad, jajaja. Tanbién puede ser que ese homo fuera a llevarle la silla a un minusválido de verdad y pensó que sentado en ella estaria comodisimo. Dios le castigó. Jodido.

OscarParadela dijo...

Joer, lo único que se me ocurre decir es: manda huevos!