miércoles, 22 de julio de 2009

Patrimonio de la Humanidad.


Siempre he sentido una especial atracción a caminar por donde hay faros. Me parecen lugares llenos de encanto y dotados de cierta espiritualidad. A fin de cuentas, han salvado muchas vidas y tienen algo de mágico, más aún aquellos que han sido sustituidos por las nuevas tecnologías, y que recuerdan el esplendor de otras épocas, donde la profesión de farero era algo cargado de soledad y cierto romanticismo.

Pero de todos los faros, hay uno en especial que no cambiaría por ninguno. Es la Torre de Hércules.

A la luz de este faro nací, y en sus verdes campos que rompen con el mar,crecí.

Cuando la luz de la torre de Hércules te toca, comprendes que hay un antes y un después. Comprendes que se crea un vínculo entre ella y tú, que será para siempre, hasta el fin de tus días. Comprendes que cuando tú faltes, ella seguirá alumbrando la noche, como ha hecho desde que se construyó hace veintiun siglos, porque, a fin de cuentas, los romanos hicieron la torre de Hércules para que durara tanto como dure el mundo.

Ahora, porque vivo lejos de ti, tan sólo puedo verte en mi mente, alumbrando mi memoria todas las noches con celo, desde la lejanía, con ese giro pausado que sólo tú tienes, iluminando en la noche el oscuro mar, para que todos los que nos dedicamos a recorrerlo de un confín a otro confín, arrivemos a buen puerto.

Piedra grabada en la entrada de la Torre de Hércules.


MARTI AVG.SACR C.SEVIVS LVPVS ARCHTECTVS AEMINIENSIS LVSITANVS.EX.VO


CONSAGRADO A MARTE AUGUSTO. CAYO SEVIO LUPO, ARQUITECTO DE AEMINIUM, LUSITANO, EN CUMPLIMIENTO DE UNA PROMESA.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tengo morriiiiiiiiiiiiiiiiiñaaaaaaa, tengo morriiiiiiiiiiiiiiiiiñaaaaaaaa, tirititran tran tran

Paradela70 dijo...

Imaginate yo, casi todos los días subo a la base de la Torre haciendo un poco de ejercicio sobre las 10,30 h . A medida que te vas acercando empiezas a oir una gaita, lo primero que haces, es mirar a la torre, por aquello de " a ver si es ella la que toca". Los días que está nublado parece que tiene mágia. Y la tieneeee.