miércoles, 15 de octubre de 2008

El gran ojo

Le doy vueltas contínuamente a esto. Me fijo mucho en el aumento considerable de cámaras que hay por la calle, en edificios, centros comerciales, etc.

Como el ojo de Sauron que todo lo veía desde lo alto de la torre de Barad-Dhur en El señor de los anillos, ¿no notais que "algo" se está apoderando de vuestra libertad y anonimato?

Te levantas por la mañana, eres grabado cuando vas al trabajo tanto si vas a pie como en coche por infinidad de cámaras que gravan hasta la matrícula de tu coche. Comes en un bar y pagas con tarjeta que por supuesto, deja grabada la hora de tu movimiento de cuenta y el lugar. Sales por la tarde de compras y si pagas con tarjeta en las tiendas ya has quedado fichado, además de todas las cámaras interiores que hay en comercios, gasolineras, etc. Llegas a casa ya de noche despues de cojer un tren de cercanías que has cojido en la estación, casualmente han puesto cámaras en los accesos a todos los andenes (por ejemplo Málaga). Te pones cómodo y te conectas un rato a internet, por supuesto también se sabe la hora de conexión y qué páginas web visitas, ya sabeis, también las picantes ;) por lo que se puede hacer un perfil psicológico rápido de cómo eres y qué inquietudes tienes.
Si tienes el plus y compras un partido también queda grabado, por tanto a lo largo del día se podría saber casi todo lo que hace cualquiera de nosotros. El control está ahí y existe.
Podéis decirme que es el precio que hay que pagar por vivir todos más seguros, no lo niego, pero a veces me imagino que hay alguien que tiene todo el poder de crear una base de datos de una persona en particular juntando todos los datos que le son cedidos a través de bancos, cámaras, internet, Hacienda...
Podéis creer que soy exagerado, que no es para tanto, pero creo que va a ir a más. En la era digital la europa libre cada vez es más "El gran Hermano" de Orwell.

1 comentario:

OscarParadela dijo...

Detrás de lo que llaman "Democracia" hay una dictadura silenciosa, o al menos se está forjando la infraestructura para que acabemos como la sociedad que describió George Orwell de su novela "1984".
Dicen que el próximo paso será ponernos un Chip en la oreja como al los perros. No es difícil llegar a ello, pues primero lo justificarán "en nombre de la seguridad" que debe ponerse a los reclusos y delincuentes, después dirán que es bueno para los niños, pues se pueden evitar raptos etc, y después irá la gente como tonta a pedir que se lo pongan. Estamos jodidos. Que tiempos aquellos en que podías ir borracho por la calle y mear en cualquier farola....