domingo, 7 de junio de 2009

Kung Fu


Pensaba escribir algo sobre la muerte de uno de los personajes que alegraron las tardes de mi infancia. No me perdía un capítulo, sentado en el suelo y apoyado en el sofá. Escuchando los sabios consejos del maestro en su búsqueda. Pero es que cada vez que intento poner algo acabo escribiendo sobre armarios, Tailandia y juegos sexuales. Descanse en paz, al menos se fue disfrutando.
Por cierto, tu papel de Bill en Kill Bill fue majestuoso.